lunes, 19 de noviembre de 2012

Los Cuidados Madre Canguro y sus beneficios para el recién nacido

Con motivo de la celebración del Día Internacional del Bebé Prematuro quiero dedicar una entrada a hablar sobre los Cuidados Madre Canguro.
Este método fue ideado en Colombia a finales de los años 70 debido a que la elevada tasa de natalidad hacía que los hospitales estuvieran masificados y los bebés prematuros llegaran a tener que compartir incubadora con el cosiguiente riesgo de infección que esto suponía. Por este motivo, decidieron mandar a los niños a casa con sus madres. Para mantener estable la temperatura corporal de los bebés idearon una faja que permitía el contacto piel con piel con la madre. Lejos de aumentar la mortalidad de los bebés, los médicos se dieron cuenta de que éstos sufrían menos infecciones y crecían mejor y más rápido. Tras esta experiencia, el método se comenzó a extender. En Europa, su introducción llegó de la mano de los países nórdicos, principalmente de Suecia. Y en 1994 el hospital Joan XXIII de Tarragona fue el primero en introducirlo en España. Desde entonces, se han constatado con creces los beneficios de este método.

Algunos estudios demuestran incluso que el contacto piel con piel es mucho más beneficioso para un recién nacido que una incubadora. En contacto con su madre, los bebés tienen una temperatura más estable, respiran mejor, están más calmados y mantienen el pulso más estable. El desarrollo del cerebro del bebé necesita el contacto piel con piel, ser abrazado y llevado en brazos, además de contacto visual para que su sistema nervioso se forme adecuadamente.


Otro de los factores esenciales de este tipo de cuidados es que favorece la lactancia materna. El contacto piel con piel favorece la producción de leche materna. Los bebés pueden mamar mejor y más a menudo con el método canguro. Esto es muy necesario para propiciar el crecimiento, ya que la capacidad del
estómago de un recién nacido es muy reducida, especialmente en el caso de prematuros. Hay estudios que indican que los niños criados con el método canguro engordan más que un bebé que se tiene en la incubadora. Esto supone entre otras cosas, estar menos tiempo en el hospital.

Pero además, también hay beneficios para la madre. El estar piel con piel ayuda a crear un fuerte vínculo con su bebé y ayuda a que la madre esté más calmada y a que la producción de leche comience antes. Las madres sienten además que están completando la gestación y toman un papel activo en los cuidados del bebé, lo que les dará mayor seguridad para cuando se marchen a casa con él.

Y por si todo esto fuera poco, también abarata los costes de hospitalización. Los bebés prematuros con los que se practican los Cuidados Madre Canguro engordan antes y sufren menos infecciones. Sus madres se sienten además preparadas para su cuidado y reciben el alta mucho antes.

Como vimos en una entrada anterior del blog (De nidícolas, nidífugos y otros palabros) el bebé humano nace con la necesidad del contacto físico con la madre. De ahí la importancia de la Fase en Brazos que comienza cuando el niño nace y termina cuando comienza a separarse voluntariamente de la madre para comenzar sus exploraciones desplazándose por sí  mismo. Los bebés humanos se siente mejor en brazos, se relajan, comen o duermen sin interferir con la vida adulta, observan, ríen, interactúan con los demás. No se ponen tiesos y rígidos como los niños a los que ponemos, con tanto cuidado, en su cunita y saltan disparados como si tuviera pinchos. Los niños, contentos en brazos, nos demuestran que les estamos dando lo que necesitan: contacto físico, seguridad, apego, alimento y calor. 

Por eso los Cuidados Madre Canguro no sólo beneficia a los bebés prematuros sino a cualquier bebé recién nacido. El hábitat más seguro y tranquilizador para el recién nacido es el  cuerpo de su madre. Hay pocas cosas tan sencillas de practicar y al mismo tiempo tan beneficiosas y placenteras. Simplemente, disfruta con tu bebé de un momento de intimidad y cariño. En una habitación tranquila, silenciosa y con una temperatura agradable coloca a tu bebé sobre tu pecho piel con piel y abrázale.


 Si tienes un bebé recién nacido o de pocos meses prueba y drisfrútalo. Si tu bebé aún no ha nacido consulta en tu hospital la posibilidad de practicarlo en el mismo momento del nacimiento. Afortunadamente, cada vez son más los hospitales que permiten y fomentan esta práctica recomendada por la OMS.

Podéis encontrar amplia información sobre los Cuidados Madre Canguro en internet, por ejemplo en:

También en la guía de la OMS:
Método Madre Canguro. Guía Práctica de la OMS

Y sobre la Fase en Brazos en el libro El Concepto del Continuum de Jean Liedloff.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada